AMLO; Gobierno desestabilizador

AMLO; Gobierno desestabilizador

Zacatecas, Chiapas, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Tamaulipas, y Sonora han rechazado la Guardia Nacional y al Ejército Mexicano, incluso los han señalado de proteger al crimen organizado

 México. – El presidente de México se dejó ver en su momento con María Consuelo Loera Pérez, la abuela de Ovidio Guzmán López a quién ordenó dejar en libertar en “El culiacanazo”, quizás por deudas. López Obrador salió mejor jugador en los cárteles que en beisbol, deporte que presume; con el Cartel de Sinaloa lleva la política económica-financiera, mientras, con el Cartel Jalisco Nueva Generación la violencia para desestabilizar a los opositores a sus planes.

Lo expuesto arriba podría verse incongruente, pero no. El presidente de México busca llegar al 2024 con un país en ruinas y un Ejército fortalecido, empoderado, pero inactivo. Y como base a este comentario es el Fideicomiso de Administración y Pago de Equipo Militar (Fidape).

En 2020 los medios de comunicación expusieron el incremento superior al 1,000% de este fideicomiso en manos de López Obrador, ya que el ex presidente Enrique Peña Nieto dejó un fondo de 5 mil 40 millones; al cierre del 2019 alcanzó los 26 mil 252 millones y a mediados del mismo año superó los 31 mil millones de pesos.

De acuerdo al reporte de la SHCP al último trimestre de 2020, el Fidape llegó a la suma de 48 mil 779 millones de pesos y a mediados de 2021 cuenta con un fondo superior a los 85 mil millones.

¿Para qué requiere el Ejército Mexicano esos recursos?

¿Los utilizará en algún momento para atacar al crimen?

¿México se prepara para una guerra?

 

Violencia Vs ahorro

Los conflictos armados entre grupos del crimen organizado y la reacción de pobladores han generado, en las últimas semanas, crisis de inseguridad en Zacatecas, Chiapas, Michoacán, Oaxaca, Guerrero y Tamaulipas, y Sonora, los pobladores en dichos estados han rechazado a policías municipales, Guardia Nacional y al Ejército Mexicano y los han señalado de proteger al crimen organizado.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ha equipado a los elementos de seguridad ni ha desplegado batallones de fuerzas especiales para mitigar la violencia vivida en estos poblados, no hay un plan estratégico funcional, porque los mismos grupos de reacción pertenecientes al gobierno aseguran que están infiltrados.

En ZACATECAS, en los últimos 10 días han sido asesinadas al menos 51 personas, la disputa entre el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa se recrudeció tras las elecciones del pasado 6 de junio de 2021 y en ambos cárteles el presidente de México tiene las manos metidas, pero mantiene lejos de ahí al Ejército, Marina y Guardia Nacional.

Los municipios de Villanueva, Fresnillo, Zacatecas, Guadalupe, Jerez y Valparaíso, han sido escenarios de balaceras, masacres, cuerpos colgados, asesinatos de médicos, familias y policías y se mantiene la política de abrazos y no balazos, porque asegura que no será parte de la Ley del Talión.

En MICHOACÁN, el supuesto apoyo de policías locales al grupo de “Los Viagras” detonó una racha de violencia en esa entidad, protagonizada por el CJNG, revelaron fuentes militares.

Además, pobladores de Aguililla, que sufren narcobloqueos desde el año pasado, reprochan la inacción del Ejército contra criminales.

“Los soldados deben patrullar, o no hay diálogo”, dijo a Grupo Reforma el párroco de Aguililla.

En CHIAPAS, hay miles de desplazados por la violencia y se crearon grupos de autodefensa, como “El Machete”, que hace unos días dio de qué hablar al rechazar la presencia de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano señalando en un boletín, si el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador los envía, demostraba que representa un narco gobierno, y lo hizo.

En Chiapas se reporta un aumento de grupos armados dedicados a la extorsión, secuestro, trata y paso de drogas, sin que las autoridades federales o estatales tomen acciones concretas contra el crimen organizado.

En TAMAULIPAS, las balaceras por la pelea del territorio han convertido a ciudades como Reynosa en campos de guerra.

El Cártel del Noreste (CDN) se disputa con el Cártel del Golfo (CDG) el control de las aduanas, el narcotráfico y el tráfico de migrantes.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció, si no logra pacificar al País, no va acreditar históricamente su Gobierno.

“Si no terminamos de pacificar a México, no vamos a poder acreditar históricamente a nuestro Gobierno. Sí, no va a ser fácil, ahí vamos, poco a poco, pero a lo seguro”.

Mientras las calles, colonias y ciudades de todo México derraman sangre todos los días.

SONORA es otro Estado en el que la violencia y los enfrentamientos de los cárteles no cesa, Ciudad Obregón es hasta ahora la ciudad más violenta del Estado con un promedio de 2 muertes violentas cada 24 horas. Aquí, también se menciona que es el Cartel Jalisco Nueva Generación quien busca el control del territorio y sus opositores defienden férreamente la zona que por años han administrado, pero hay una diferencia, esta vez, el CJNG tiene el respaldo del presidente y el gobernador electo Francisco Alfonso Durazo Montaño no será opositor a las decisiones del primer mandatario.

En otras palabras, el Gobierno Federal no ha invertido un solo peso para defender a los mexicanos.

You must be logged in to post a comment Login