Huelga de camioneros en Brasil, ejemplo para mexicanos

Huelga de camioneros en Brasil, ejemplo para mexicanos

El movimiento logró reducir al 10% los precios de los combustibles, quitar impuestos por cada litro y poner un ejemplo claro ante el mundo. ¿México, cuándo?

Brasil.- Las dos grandes organizaciones de transportistas de Brasil, la Confederación Nacional de Transportadores Autónomos y el Sindicato Interestatal de Camioneros Autónomos ponen el ejemplo para México ya que es la única forma de hacer bajar los costos de los combustibles.

Los brasileños recienten los daños, porque la escases de alimentos, agua y servicios llega a cada uno de los hogares, pero la ciudadanía no está en contra, por el contrario, apoyan el movimiento porque aseguran están exigiendo que el precio del diésel sea razonable.

El gobierno de Michel Temer afirma que cumplirá con todos los pedidos de los transportistas con tal de que pongan fin a la huelga, pero presentaron la propuesta de reducir 12 centavos de dólar por litro y a un plazo no mayor a 60 días; una verdadera burla dijeron los líderes sindicales quienes ahora son amenazados de terminar en la cárcel y ser televisadas sus capturas para que los trabajadores del volante regresen a la actividad diaria.

Los mexicanos deberían aprender de esta situación por los altos costos e incrementos diarios de los combustibles, donde el precio de la gasolina ha superado ya los 20 pesos por litros, pero no hay unión y las organizaciones y sindicatos sólo están para defender al gobierno y a los empresarios, aseguran expertos analistas que ven el fenómeno como algo único en este año.

Esta semana de presión para el gobierno de Michel Temer no ha movido en absoluto las estrategias económicas para dar solución a la demanda; pero la bolsa de San Pablo experimentó una caída inédita de 4.49% y esto es un efecto ocasionado por el derrumbe de las acciones de Petrobras de casi 14.6% a causa de la internacionalización del precio de los combustibles.

Hasta hoy se han cancelado 270 vuelos y se considera una pérdida para la industria de diez millones de dólares al día según información de la Asociación Brasileña de Empresas Aéreas (ABEAR) y esto a pesar que ya se llegó a un acuerdo entre el gobierno y los sindicatos; la realidad es otra.

Eliseu Padilha.

Los transportistas en huelga no son inhumanos y acordaron desde los primeros días de la protesta dejar pasar las cargas de medicamentos, alimentos y animales en pie. “Estamos dialogando con el sector, estamos negociando, estamos muy preocupados (…) con el riesgo de desabastecimiento, pero hay acuerdo”, afirmó Eliseu Padilha.

En las últimas horas de esta parálisis intestinal que le ha dado a Brasil, se ha logrado reducir al 10% los precios de los combustibles, quitar impuestos por cada litro y poner un ejemplo claro ante el mundo que la fuerza la tiene el pueblo y las organizaciones unidas, las que son de los trabajadores no se dejan intimidar y hasta el momento no hay líderes sindicales encarcelados. Brasil vuelve a la vida cotidiana poco a poco.

¿México, cuándo?

 

You must be logged in to post a comment Login